Cursos /

El autoconsumo de energía fotovoltaica consiste en la generación de energía eléctrica de origen solar para el consumo propio, reduciendo así la factura eléctrica de una manera sencilla, limpia y rentable.
Esta opción se basa en que la reglamentación actual, que permite la conexión de un sistema fotovoltaico en la instalación interior de un abonado, posibilitando así el autoconsumo, de forma que la energía generada por la instalación fotovoltaica se inyecta en la red interior para consumirse de forma instantánea, pudiéndose revertir el excedente a la red de distribución eléctrica.
En este caso, para optimizar la instalación fotovoltaica será necesario ajustar la potencia de ésta al perfil de carga eléctrica característico del usuario; es decir, la cantidad de energía que se consume en horas diurnas o con radiación solar.

 

 




Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más info OK